Revisa el artículo donde el Dr. Nicola Fiore y su equipo, presentan diferentes avances sobre el estudio de Pseudomonas, para así conocer un poco más sobre esta bacteria y cómo afecta al Cerezo (Redagrícola, septiembre 2023).

 

La ocurrencia y severidad de enfermedades en las plantas resultan de la interacción de cuatro factores: la virulencia del patógeno, la susceptibilidad del hospedero, las condiciones ambientales y el tiempo durante el cual patógeno y hospedero interactúan. Entendiendo que la modificación de uno de estos factores podrían disminuir o anular la intensidad de la enfermedad, es preciso poseer un amplio conocimiento de cada uno de ellos.

 

Definir aquellos factores que más influyen en la intensidad de una enfermedad no es tarea fácil, aún más sí consideramos el cambio climático que está viviendo el planeta. Por su parte, además, los patógenos constantemente modifican su genoma, lo que les permite superar las barreras de resistencia que levantan las plantas. Finalmente, en el caso de las especies frutales, el mejoramiento genético se enfoca rara vez en optimizar la resistencia frente al ataque de patógenos.

 

En el cultivo del cerezo, la sanidad de las plantas es una preocupación constante, ya que se han identificado varias enfermedades causadas por hongos, bacterias y virus. Una de las más importantes es el cáncer bacteriano, caracterizado por la formación de cancros que agrietan y deforman la corteza, con exudación de goma y de bacterias.

 

En Chile, se han identificado dos especies como agentes causantes del cáncer bacteriano en cerezo: Pseudomonas syringae pv. syringae (Pss) y Pseudomonas amygdali pv. morsprunorum (Pam).

 

El género Pseudomonas es uno de los más complejos y actualmente alberga más de 140 especies que se caracterizan por ser bacterias Gram negativas, aeróbicas obligadas, dotadas de un flagelo polar móvil.

 

 

Con el uso de diferentes metodologías, y ensayos, se determinó que la variabilidad genética de Pss es un hecho, lo que obliga a no bajar la guardia para interceptar cuanto antes la aparición de nuevos aislados y evaluar su nivel de agresividad en las variedades de cerezo más importantes para Chile. Por otro lado, las variaciones de la secuencia del genoma de la bacteria podrían perjudicar la eficiencia de su detección (aparición de falsos negativos) con evidentes complicaciones al momento de establecer estrategias de control rápidas y efectivas.

Sí quieres seguir revisando este interesante artículo, puedes descargarlo completo aquí!

 

También te invitamos a revisar las notas asociadas, en la sección Conociendo más:

 

Finalmente puedes revisar el video disponible en nuestro Canal de Youtube: Centro Fruticultura Sur, y conocer un poco más de esta enfermedad y sus síntomas.

 

 

Para más información acerca del Programa PTEC66647 Centro Fruticultura Sur contactar a Claudia Jorquera claudiajorquera@uchile.cl o Alejandra Vinagre maria.vinagre@uchile.cl