Conociendo más sobre la importancia de la fertilización del Cerezo en Postcosecha.

 

Continuando con la serie de Conociendo más sobre la Fertilización de postcosecha en el Cerezo del Dr. José Ignacio Covarrubias (UCHILE), a continuación, se presentan antecedentes sobre el Potasio, el Magnesio y los micronutrientes, que, por su función en la fase de postcosecha, deberían ser suministrados al huerto en dicho período para lograr abastecer adecuadamente la producción de la temporada siguiente:

 

Potasio y magnesio

 

El potasio (K) es un mineral cuyos efectos en el calibre, acumulación de sólidos solubles y su requerimiento para la síntesis de color en la fruta están suficientemente documentados. Por otra parte, y a diferencia del N, solo un 30% del K absorbido en postcosecha se redistribuye a órganos de reserva durante el otoño. Por lo anterior, el aporte de K durante la postcosecha es necesario para llevar adelante las funciones fisiológicas de los árboles propios de ese período, pero no para recuperarlo y utilizarlo en la primavera siguiente. Así y todo, se recomienda aplicar entre un 15% y un 20% de la dosis total anual en postcosecha, ya que el K, al ser el activador enzimático por excelencia en las plantas, será muy útil para la actividad fisiológica foliar (ej. fotosíntesis), la economía del agua, la entrada en receso invernal, y otros procesos que requieren de K para funcionar adecuadamente.

 

Por otro lado, es muy poco lo que se sabe sobre la removilización de magnesio (Mg) hacia órganos de reserva, sin embargo, el Mg es el átomo central de la molécula de clorofila, y por consiguiente será requerido para la actividad fotosintética que los árboles realizan activamente hasta la entrada en receso. Si bien el aporte foliar de Mg ha mostrado ser eficaz, en huertos injertados sobre portainjertos que presentan dificultades para absorber este catión (Maxma 14), los tratamientos deben ser tanto foliar como al suelo (Figura 1).

Figura 1. Síntomas de déficit de magnesio en cerezos variedad Santina sobre portainjerto Maxma 14 (Gentileza del Ing. Agrónomo Óscar Herrera).

 

Para las aplicaciones al suelo, es importante no aplicar Mg en conjunto con K, ya que ambos cationes se desplazan en el suelo, y la presencia de uno en los sitios de intercambio prevalecerá sobre el otro.

 

Micronutrientes

 

Los micronutrientes cumplen un rol importante como apoyo en el crecimientos de las plantas y en el establecimiento de los componentes de rendimiento y calidad. Ahora bien, pese a que muchos suelos son ricos en micronutrientes, éstos no siempre están disponibles.

 

Para huertos que estén establecidos sobre suelos con pH neutro alcalino, o que las aguas de riego son ricas en bicarbonatos, podría ser necesario aplicar micronutrientes como hierro (Fe), manganeso (Mn) y zinc (Zn) de manera periódica. Además, el cerezo es una especie clasificada como sensible al déficit de estos 3 micronutrientes, cuyas carencias suelen manifestarse de manera simultánea en el follaje (Figura 2). Por esto, durante la postcosecha es muy importante mantener un follaje activo y en las mejores condiciones posibles, ya que, como se mencionó anteriormente, el buen funcionamiento del árbol en postcosecha impactará directamente la producción de la temporada siguiente.

Figura 2. Síntoma de déficit de manganeso en cerezos (Gentileza del Ing. Agrónomo Óscar Herrera).

 

Para el caso del Fe, lo más efectivo es realizar aplicaciones de quelatos de Fe al suelo, ya que este mineral es muy inmóvil en el floema, y las aplicaciones foliares no suelen ser eficientes. Es importante que el quelato escogido para el tratamiento presente una alta estabilidad a pH alcalino. En contraste, las aplicaciones de Mn y Zn se pueden realizar por vía foliar, ya que las cantidades requeridas por el cerezo son muy pequeñas en comparación con las de Fe, y dicha vía de aplicación suele ser efectiva y suficiente para suplir eventuales carencias.

 

Esta nota fue realizada por el Dr. José Ignacio Covarrubias, especialista en nutrición vegetal y académico del Departamento de Producción Agrícola de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile (UCHILE).

 

 

Para más información acerca del Programa PTEC66647 Centro Fruticultura Sur contactar a Claudia Jorquera claudiajorquera@uchile.cl o Alejandra Vinagre maria.vinagre@uchile.cl