Conociendo más sobre la importancia de la poda de Verano o de Postcosecha en el Cerezo.

 

Cerezas de la temporada 2021-2022 recepcionada para hacer evaluaciones de calidad y postcosecha.

El crecimiento que ha tenido la producción y exportación de Cerezas chilenas no tiene comparación en la historia exportadora del país. Crecimiento sostenido que en poco más de 2 décadas ubicó la producción en 445.500 toneladas (estimación de iQonsulting) y la exportación en 356.442 toneladas, según registros de ASOEX, durante la última temporada 2021-22 (iQonsulting, 2022).

 

Chile representa el 95,7%  de la oferta exportada por el hemisferio sur, y según la directora de iQonsulting, el país debe concentrarse en producir calibres de Jumbo hacia arriba. Es por ello, que las labores de campo deben estar enfocadas en la calidad. Una de estas labores es “la poda”, la cual tiene como objetivo lograr una buena producción con cerezas de elevada calidad.

 

Dependiendo de la época de realización de cortes en la madera de los cerezos, se pueden diferenciar la poda de invierno de aquella de verano o en verde. La primera de ellas se realiza cuando la planta ha entrado en  receso vegetativo, desde caída de hojas hasta previo a la brotación (Ver video), y la segunda durante el periodo vegetativo de los árboles, especialmente una vez finalizada la cosecha en el caso de los huertos en fase productiva (Ellena y Contreras, 2012).

 

En la época en la que nos encontramos, mayo, se destaca la labor asociada a la Poda de verano o de postcosecha, la cual reduce el vigor del árbol, permitiendo una mejor entrada de luz hacia los diferentes sectores de la planta, estimulando la formación de órganos reproductivos. Es importante mencionar que ésta no es una buena herramienta para regular carga, ya que no existe certeza de cómo será la acumulación de frío en el invierno (Carrasco, 2011).

 

En invierno, temperaturas extremas bajo los 0°C (heladas) producen daños en los tejidos de los cerezos, lo que posteriormente posibilita las infecciones bacterianas en los Cerezos, como las producidas por Pseudomonas sp., la que además se dispersa a través de la lluvia y de otros agentes climáticos como el viento, lo cual se acentúa en la zona sur de nuestro país. Por lo que realizar una buena poda de verano en Cerezos resulta muy ventajoso, puesto que en general es una especie muy vigorosa y altamente susceptible al ataque de enfermedades bacterianas, las que se acentúan más producto de las heridas producidas con la poda de invierno, debido a las bajas temperaturas y la mayor humedad ambiental. (Ellena y Contreras, 2012).

 

Puedes revisar cómo debe ser realizada esta labor, para Huertos de Cerezos, en el siguiente video, publicado en nuestro canal de Youtube!

 

Agradecimientos: Óscar Carrasco, Ingeniero Agrónomo y profesor de Fruticultura de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile.

 

Referencias:

  • Anuario de las cerezas 2021-22. iQonsulting.
  • Carrasco, Óscar. 2011. Manejo de la carga y vigor en Cerezos.
  • Ellena, Miguel y Contreras, Manuel. 2012. Boletín INIA NR38445. Poda. Enlace: http://biblioteca.inia.cl/medios/biblioteca/boletines/NR38445.pdf

 

 

Para más información acerca del Programa PTEC66647 Centro Fruticultura Sur contactar a Claudia Jorquera claudiajorquera@uchile.cl o Alejandra Vinagre maria.vinagre@uchile.cl