Conociendo más sobre la técnica de propagación in-vitro en Nogal.

 

Amanda Donoso, UCHILE.

El Proyecto de Mejoramiento genético de patrones de Nogal, a cargo del Dr. Rodrigo Infante, de la Universidad de Chile (UCHILE), se enfoca en diversificar la base genética de los actuales patrones clonales disponibles, incorporando especies como J. microcarpa, J. ailanthifolia y el nogal criollo argentino, J. australis. Para ello, resulta fundamental disponer de técnicas de propagación adecuadas, ya que permitirán contar con material disponible para evaluar, realizar ensayos y entregar a las empresas asociadas para su futura evaluación en condiciones comerciales.

 

Es así, como se trabaja mediante la propagación in-vitro de los genotipos de Nogal con los que se cuenta, labor que está a cargo de la Ingeniera en Biotecnología molecular, Amanda Donoso de UCHILE.

 

 

 

La expresión cultivo in-vitro de plantas, significa cultivar plantas dentro de un recipiente de vidrio en un ambiente controlado. Esta forma de cultivar las plantas tiene dos características fundamentales: la asepsia (ausencia de agentes contaminantes, hongos, bacterias,, etc), y el control de los factores que afectan el crecimiento (fotoperiodo, temperatura, etc.) (Castillo, 2004). Ahora bien, la micropropagación o propagación clonal, es una de las aplicaciones más generalizadas del cultivo in-vitro, a partir de un fragmento de tejido (explante), proveniente de una planta madre, se obtiene una descendencia uniforme, con plantas genéticamente idénticas, denominadas clones.

 

Con el cultivo in-vitro es posible lograr:

  1. Mejoramiento genético
  2. Obtención de plantas libres de virus y otros patógenos
  3. Conservación de germoplasma
  4. Micropropagación

 

La técnica in-vitro tiene tres etapas (Villalobos y Thorpe, 1991):

 

1. Introducción o establecimiento aséptico del cultivo: Una vez seleccionado el mejor explante se requiere desinfectar superficialmente, debido a que en el medio de cultivo pueden crecer microorganismos, principalmente bacterias y hongos, que competirán ventajosamente con el explante. Para la desinfección se emplean diferentes compuestos, pero la selección y concentración de éste se determinará, en gran medida, por las características del fragmento de la planta. Las ramillas de Nogal que se desinfectan contienen de 2 a 4 yemas laterales, por lo que una vez realizada la desinfección estas yemas se individualizan (Ver video), y posteriormente se siembran en un medio de introducción (Ver video).

 

2. Multiplicación: El material limpio se traslada o se reintroduce en un nuevo medio de cultivo que se caracteriza por tener una alta concentración de citoquininas, permitiendo así la reproducción de brotes. Luego de un mes aproximadamente, las yemas individuales brotan y si ese brote es suficientemente grande o se ha generado más de un brote, se vuelve a individualizar, cultivándose nuevamente en un medio de multiplicación (Ver video), este proceso se repite sucesivamente, y se conoce como etapa de multiplicación. En esta etapa se obtienen clones del individuo inicial, también conocidos como vitroplantas.

 

3. Enraizamiento – aclimatación: Sí se cuenta con la cantidad deseada de individuos clonales y se requiere que estos estén fuera del laboratorio, entonces se continúa con el proceso de enraizamiento – aclimatación, en el que, dependiendo de la especie, se inducen (o no) raíces en un medio de cultivo. Posteriormente, se transfiere la vitroplanta a un sustrato para que comience su primer desarrollo fuera del recipiente de vidrio, para ello se le expone de forma gradual a condiciones ambientales naturales. Esta es una de las etapas más complejas para el cultivo del Nogal, ya que las vitroplantas deben ser capaces de desarrollar estructuras (raíces), membranas protectoras (cutícula), y tener órganos funcionales (estomas y raíces) que le permitan pasar de un ambiente heterótrofo (medio de cultivo en laboratorio) a uno autótrofo (ambiente natural) donde debe hacer fotosíntesis para así, poder desarrollarse.

 

Cabe destacar que los materiales utilizados en este proyecto, corresponden a genotipos que tienen potencial tolerancia o resistencia a Phytophthora y que, por lo tanto, son candidatos para futuros ensayos asociados a este patógeno. Cabe destacar que la Phytophthora es un hongo del suelo que produce una de las principales enfermedades que afecta el cultivo del Nogal, generando pérdidas económicas para los productores.

 

Aquí pueden ver los pasos de la propagación in vitro!

 

Esta nota fue realizada en colaboración con el equipo del Proyecto de Mejoramiento Genético de portainjertos de Nogal, y en específico con Amanda Donoso de UCHILE.

Agradecimientos: Laboratorio de cultivos in-vitro, UCHILE.

 

Referencias:

 

 

Para más información acerca del Programa PTEC66647 Centro Fruticultura Sur contactar a Claudia Jorquera claudiajorquera@uchile.cl o Alejandra Vinagre maria.vinagre@uchile.cl